Curro Jiménez y los bandoleros de la casta

Me tumbé en una hamaca de una playa de Formentera y el encargado me pidió 20 euros. Me pareció un precio justo, si hubiera incluido champán y abanicado cada cinco minutos. Fui a jugar al tenis a una pista municipal en Madrid: 6,5 euros más el parquímetro. Pensé de dónde sacarían el dinero los chavales del barrio. En un bar de Chueca me preguntaron si quería mi bebida de importación, sin saber que el camarero tendría que ir a buscar el vodca a Moscú. Eran 15 euros. Sigue leyendo

11 comentarios

Archivado bajo España

La soportable soledad de la derrota

Love. Rotura. Ventaja. Muerte súbita. “No puede ser casualidad que el tenis utilice el lenguaje de la vida”, dice Andre Agassi en su autobiografía, Open, una de las mejores que haya escrito un atleta. Él lo sabe bien porque, a pesar de ganar 60 títulos y llegar a ser el mejor en su deporte, su historia se lee como un serial de derrotas. Tantas que, cuando la actriz Brook Shields le pide el divorcio, el tenista estadounidense trata de salvar su matrimonio con la desesperación de una bola de partido. No porque crea que merezcan la pena, su relación o su mujer, sino para evitar “una nueva derrota”. Sigue leyendo

11 comentarios

Archivado bajo España

Demagogo

Demagogo si te preguntas por qué un gobierno que entrega 100.000 millones de euros a la banca no encuentra dinero para ayudar a miles de dependientes. Demagogo si ves contradictorio que un país que vuelve a emigrar en busca de trabajo reciba a balazos (de goma) a quienes nadan hacia su costa buscando las mismas oportunidades. Demagogo si te ofende ver a decenas de reporteros cubriendo las vacaciones de la familia real y a tan pocos entrevistando a los perdedores de la crisis. Demagogo si te sorprende la capacidad de tantos para movilizarse cuando creen que el árbitro les robó un partido de fútbol, pero ninguna cuando sus gobernantes saquean el dinero de sus impuestos o recortan sus pensiones. Sigue leyendo

42 comentarios

Archivado bajo España

La frontera

El primatólogo Toshisada Nishida estudió durante años una comunidad de primates de Tanzania y fue testigo de cómo un grupo eliminó a otro a través de un sistemático proceso de invasiones, ataques y emboscadas que se alargó varios años en el tiempo. El premio final por la exterminación del otro grupo, hembras aparte, fue la conquista del territorio. Incluso los negacionistas de la teoría de la evolución verán similitudes con los conflictos de los hombres y su obsesión por las fronteras. Esas líneas con las que tratamos de marcar lo que consideramos nuestro —y agruparnos con quienes consideramos de los nuestros—, siguen siendo las principales causantes de las guerras. Empleamos grandes recursos en defenderlas y ampliarlas. Rara vez aceptamos su demarcación. Miramos con nostalgia a épocas en las que nos eran más favorables y desempolvamos viejos tratados para pedir que sean alteradas a nuestro favor. Y creamos nuevas. Geográficas. Ideológicas. Religiosas. O étnicas. Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Diario de Viaje

Los amigos de Corea del Norte

Tras dos viajes a Corea del Norte y 15 años informando del país, he perdido la capacidad para sorprenderme ante el absurdo totalitario de un régimen que impone a sus ciudadanos qué pensar, dónde vivir, en qué trabajar o cuándo postrarse ante las estatuas de sus líderes. Permanece, eso sí, el asombro ante la capacidad de sus dictadores para hacer amigos más allá de su Reino Hermético. En lugares como España, por ejemplo.     Sigue leyendo

8 comentarios

Archivado bajo Dictaduras

Los payasos de la tele

Los españoles ven una media de cuatro horas de televisión al día. Uno de cada tres nunca lee libros. Venía pensándolo al escuchar a nuestros políticos lamentar la muerte de Gabriel García Márquez, a pesar de que forman parte del segundo grupo. Nadie duda ya de que estamos gobernados por iletrados, aupados a sus puestos gracias a conspiraciones de partido, prebendas y amiguismos. Con esa particularidad tan española: lejos de disimular su ignorancia, los nuestros la exhiben con orgulloso desparpajo. Sigue leyendo

25 comentarios

Archivado bajo España

El mejor reporterismo de guerra (sin testosterona)

Un señor de la guerra estaba dando una rueda de prensa en un colina de Tora Bora y los periodistas nos arremolinábamos a su alrededor junto a decenas de curiosos. Se escuchó un sonido seco y al girarme vi a un afgano barbudo con gesto aterrorizado y a la periodista estadounidense que acababa de abofetearle señalándole con el dedo: “Si me vuelves a pellizcar, te llevas otra”. Era 2001 y una nueva generación de reporteras de guerra estaba empezando a abrirse camino en un mundo dominado por hombres, ignorando el paternalismo de sus jefes y desmintiendo a quienes creían que para hacer periodismo en el frente se requerían grandes dosis de testosterona. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo España