Morbo

Me llegó un enlace del vídeo del piloto jordano quemado vivo por el Estado Islámico. Horas antes había ofrecido en Twitter una opinión contraria a que los medios lo emitieran al considerar que no era información, sino propaganda terrorista. Ahora, sin haberlo buscado, me encontraba a un clic de caer en la incoherencia. Si el vídeo no aportaba nada informativamente, ¿por qué verlo? Le pedía a los medios que no cayeran en el morbo, pero me disponía a consumirlo.

Sigue leyendo

9 comentarios

Archivado bajo España

Un millón

Querido lector, esta que es su/tú página ha superado el millón de visitas. Es un número improbable para un medio de andar por casa, creado sin coste alguno, sostenido por este único empleado en sus ratos libres y una idea tan poco original como la de contar casi toda la verdad. Esto es, la mía.  Sigue leyendo

21 comentarios

Archivado bajo Periodismo

Y alrededor, la nada

Hasta ahora creía que haber estado en un lugar significaba que siempre estaría allí. Más o menos cambiado. Más o menos expoliado. Quizá inmune al paso del tiempo y la fealdad de los hombres. Pero seguiría en el sitio donde lo dejé y podría volver a él. Aceh, sin embargo, no está dónde la dejé. ¿Qué fue de la aldea de pescadores donde paré a comer hace cuatro años? ¿El mercado donde regateé con aquel anciano desdentado? ¿El barrio donde entrevisté en la clandestinidad a uno de los rebeldes? Mientras avanzo por la costa de Sumatra hacia el sur, atravesando lugares donde es difícil imaginar que haya existido vida, siento como si alguien hubiera apretado un botón y todas las memorias de mi primer viaje estuvieran siendo borradas ante mí. Han desaparecido los sonidos, los paisajes y las gentes que podrían ayudarme a recordar.

A mí alrededor, la nada más absoluta.

Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo España

Perdone que le interrumpa

Poco antes de entrevistar al Dalai Lama, mi colega del Toronto Star Martin Regg me advirtió que el líder tibetano hablaba por los codos y que debía interrumpirle si quería sacar algo de provecho. “Hombre”, pensé. “Es el Dalai Lama”. Cuando sus respuestas parecían eternizarse, derivando en discursos ya conocidos, recordé el consejo y empecé a interrumpir con un “perdone, su Santidad…” que a mí me sonaba cercano a la blasfemia y en realidad no era más que una regla básica del periodismo. Empeñarse en que el entrevistado responda a lo que se le pregunta y no lo que le venga en gana. Sigue leyendo

35 comentarios

Archivado bajo España

Nuestros hijos de puta

España produce “canallas, delincuentes, demagogos y cobardes en relación desproporcionada a su población”, que diría el difunto Reinaldo Arenas. Pero como los científicos no han encontrado aún un gen español que determine nuestra propensión al engaño, habrá que concluir que la putrefacción nacional tiene otras causas. Culturales. Políticas. Educativas… El resultado es un país tan podrido moralmente que una parte de su clase política no tiene inconveniente en saquearlo mientras miles de familias son embargadas, toda una generación de jóvenes es condenada a la precariedad o el exilio y nuestra infancia se sitúa en niveles de pobreza de naciones que llamamos subdesarrolladas. Y, claro, dan ganas de decir que son unos grandes hijos de puta.  Sigue leyendo

30 comentarios

Archivado bajo España

De cómo la prensa creyó que la Tierra era cuadrada

Cuentan que en la redacción de uno de los principales medios de España, un redactor jefe agobiado por el cierre dijo: “Que ganas tengo de que pase la moda esta de internet”. No hablo de hace 10 años. Hará tres o cuatro. La cita resume bien por qué los periódicos están donde están, más allá de crisis económicas y cambios de modelo. No supimos ver lo que la red supondría para nuestro oficio. Llegamos tarde a cada nueva etapa, más concentrados en preservar el pasado que en afrontar el futuro. Tan acostumbrados estábamos a decirle a los demás cómo debían hacer las cosas, fueran políticos, deportistas o actrices, que perdimos la capacidad de mirar mucho más cerca. A nuestro producto. A nuestras redacciones. A nuestras debilidades. Nos decían que la Tierra era redonda y durante demasiado tiempo nos empeñamos en que era cuadrada.  Sigue leyendo

33 comentarios

Archivado bajo Periodismo

Gilipolleces

Mi vuelo con destino a Chicago llevaba un retraso de seis horas y una vez en mi asiento la azafata anunció una hora adicional de espera. Me dio tiempo a leerme la revista de la línea aérea, el folleto de seguridad del aparato, un formulario con una oferta de una tarjeta de crédito -¿quién no necesita endeudarse un poco más?- y hasta el catálogo de productos duty-free, con su fascinante colección de naderías. Al llegar a la sección de relojes, uno me llamó la atención: “El Reloj de la Felicidad”, se anunciaba. Utilizando estadísticas y algoritmos varios, cruzando los datos con mi historial médico, prometía calcular cuántos años, meses, días, horas e incluso segundos me quedaban de vida, iniciando la cuenta atrás.

Tic-toc, tic-toc, tic-toc…

Sigue leyendo

9 comentarios

Archivado bajo Diario de Viaje