22 09, 2017

Es el mensaje, estúpidos

Por | 22-09-2017|España|Sin comentarios

Como no hablan inglés, no leen la prensa extranjera –la nacional rara vez, según confesión del propio presidente– y tampoco viajan, salvo que no les quede más remedio, nuestros gobernantes no saben hasta qué punto han perdido la batalla de la comunicación exterior frente al separatismo catalán. Tampoco tenemos un presidente que pueda expresarse con un mínimo de coherencia en medios extranjeros o un portavoz articulado que le sustituya en el cometido. La consecuencia es un desastre para la imagen de España, vista en gran parte del mundo como un país antidemocrático que coarta las libertades de catalanes inocentes que lo único que quieren es votar. […]

8 08, 2017

El coraje de decir NO

Por | 08-08-2017|España|Sin comentarios

Habrá que aceptar que somos ese país que aplaude a futbolistas evasores, reelige a políticos corruptos y despide con honores a ciclistas dopados. Lo mismo tenemos a la muchedumbre vitoreando a Messi a la entrada de los juzgados, que votamos por el partido que los jueces dicen actúa como una “organización criminal” o despedimos con elogios a Alberto Contador en su retirada como ciclista. Para qué recordar que fue despojado de uno de sus Tours de Francia y de un Giro de Italia por doparse. Para qué recuperar las ridículas excusas con las que trató de encubrir lo que había hecho y que la prensa patria compró con los ojos cerrados. Para qué decir que no fue un digno representante del deporte español y que no puede ser comparado con Nadal, Gasol, Márquez y otros a quienes nadie ha descubierto más atajos que el talento y el sacrificio. Contador es de los nuestros, así que no importa. El doping lo es menos si lo hace un deportista español. El futbolista puede evadir impuestos si juega en nuestro equipo. El político de mi partido puede robar todo cuanto quiera. Si el compañero copia en un examen en la escuela, halagamos su atrevimiento. Si el vecino paga un 40% de su nueva casa en negro, lamentamos que nosotros sólo diéramos un 30%. Si un amigo se baja un libro gratis en Internet, nos preguntamos cómo fuimos tan idiotas de pagar el nuestro. Admiramos la trampa. Comprendemos al tramposo. Queremos ser como él. Terminamos siéndolo.  […]

15 06, 2017

Tu derecho a la imbecilidad

Por | 15-06-2017|Educación|1 comentario

Todo el mundo tiene derecho a hacer el imbécil. En libertad y sin que le molesten. A ratos o todo el tiempo. El problema es cuando tu imbecilidad afecta a otros. En ese momento se hace necesario limitar tu derecho a la ignorancia o el desvarío, por el bien común. Viene esto a cuento del debate sobre las vacunas, que cada poco despierta de su letargo con algún enterado que nos cuenta que son malas para esto o aquello, vaya, que lo ha leído no sabe dónde, que ahora no lo recuerda, pero que lo decía una eminencia en estas cosas. Y ya puede usted presentar los estudios científicos que demuestran lo contrario o contar que hay lugares donde los niños mueren precisamente porque no tienen esas vacunas.  No importa: como bien sugería el otro día José Antonio Bastos, presidente de Médicos Sin Fronteras en España, vivimos en la cara del mundo más privilegiada. Nuestro margen para la imbecilidad es mayor.   […]

5 06, 2017

Petróleo, principios y terrorismo

Por | 05-06-2017|Dictaduras|1 comentario

Llegamos décadas tarde. Tarde para volver a subirnos los pantalones ante las dictaduras islámicas que han promocionado y financiado el terrorismo. Tarde para dejar de hacerles la ola a los príncipes saudís cuando vienen a gastarse el dinero a Marbella. Tarde para hacer entender a los sátrapas de Oriente Medio que no aceptamos su intolerancia y fundamentalismo. Que no queremos nada con quienes [...]

11 05, 2017

El becario de 40 años

Por | 11-05-2017|Periodismo|Sin comentarios

De mi época de becario recuerdo más lo que aprendí y a los maestros que me enseñaron que los cerca de 300 euros que nos daban al mes. El Mundo era entonces una excepción, porque la mayoría de los periódicos no pagaban nada. El primer día nos convocaron a una reunión y nos dijeron que preguntáramos las dudas que tuviéramos. Un compañero se lanzó: ¿A qué hora se sale? ¿Hay que venir los fines de semana? ¿Cuándo se come? Se había confundido de oficio y supongo que, si finalmente encontró el suyo, se habrá pasado los últimos 20 años poniendo sellos en una oficina de 9 a 3. Todo esto viene a cuento porque temo que pronto se montará la Asociación de Becarios Explotados, con manifestaciones exigiendo que se deje de maltratar a chavales de 20 años, que bien podrían estar de botellón y no aprendiendo su oficio. Tanto lamento por la precariedad de los becarios en sus veranos infernales desvía la atención de lo verdaderamente grave y es que padres de familia sigan trabajando con las condiciones de cuando eran becarios, gratis o por una miseria. Lo triste no son las condiciones de un recién salido de la facultad en su periodo de prueba, sino las escasas probabilidades de que su esfuerzo y talento le lleven a nada en una profesión que ha desarrollado su propia casta de privilegiados, tan amarrados a la silla como la de los políticos y directivos que critican. La pena no es que alguien pueda pasar unos meses sin cobrar mientras aprende, sino que muchos de ellos no encuentren mentores de los que aprender en unas redacciones diezmadas por despidos y recortes que se han llevado a muchos de los mejores.    […]