Reporteros de cementerio

Uno de los primeros lugares a los que fui enviado cuando empezaba en periodismo fue el tanatorio de Madrid. Yo era entonces un becario con ambiciones y mi jefe me encargó que volviera con “jugosas” declaraciones de los familiares de las víctimas de un accidente de tráfico en la M-30. Pero una vez allí, ante padres que lloraban a sus hijos y amigos inconsolables, no conseguía reunir el valor -o la frialdad- para importunarles. Caminaba nervioso de un lado a otro, mientras pensaba excusas que podrían justificar mi regreso a la redacción con las manos vacías. ¿Quién era yo para entrometerme en el luto de aquellas personas? ¿Quién mi jefe o el lector para creer que tenían derecho a saber de primera mano por lo que estaban pasando? Y, de todas formas, ¿no era obvio?

Sigue leyendo

11 comentarios

Archivado bajo Periodismo

Masoquismo democrático y el placer de votar a políticos inútiles

No parece aconsejable subirse a un avión pilotado por un taxista, operarse del corazón en el veterinario o poner al frente de un país a alguien que no podría gestionar una ferretería. Pero hay naciones que se empeñan en esto último con reiterado masoquismo democrático. Pongamos el ejemplo de España, incapaz desde la transición de elegir a un líder culto, preparado, que hable idiomas o nos evite el ridículo cada vez que sale al extranjero. Y todavía los hay que se extrañan de que llevemos seis años en crisis, cuando lo sorprendente es que el barco siga a flote.    Sigue leyendo

46 comentarios

Archivado bajo España

Los delgados

Adelgazan los televisores, los ordenadores y los teléfonos, para que los pierdas y tengas que comprarte otro, más delgado aún. Adelgazan las modelos, los futbolistas y las princesas, que solían ser rollizas y ahora, cuando salen en el telediario, las confundes con los refugiados a los que han ido a mostrar su solidaridad (mientras dura el telediario). Adelgazan el buen cine, los libros y los periódicos, cada vez con menos páginas y cosas más livianas que contar.  Sigue leyendo

14 comentarios

Archivado bajo España

Momentos perdidos

Un amigo que ronda los 80 me contó que había pedido a sus hijos que dejaran de visitarle. Le pregunté por qué y me dijo que llegaban a casa y no hacían otra cosa que atender sus teléfonos inteligentes. Preferían seguir los mensajes de amigos que verían esa misma noche a la conversación con un padre que podría no estar allí mañana, el mes que viene o en pocos años. Quizá entonces, en su ausencia, mirarían atrás y pensarían en el tiempo que se dejaron robar. Y las nadarías que lo hicieron.   Sigue leyendo

24 comentarios

Archivado bajo Notas

Los que caminan entre cadáveres

Hace algún tiempo se creó en las redes sociales el Club de los Buitres, un foro de reporteros que recibe su nombre de una cita de Joao Silva, el fotógrafo del ‘New York Times’ que perdió las piernas en Afganistán en 2010. “Desde fuera es fácil que nos tomes por buitres, cuando nos ves caminando entre charcos de sangre y cadáveres para captar esa imagen perfecta…”, dice Silva sobre la percepción que mucha gente tiene de los reporteros de guerra, prestos a aprovecharse del dolor ajeno a cambio de dinero, fama o reconocimiento profesional.

¿Dinero? Algunas crónicas desde el frente se pagan estos días a 70 euros frente a los 70.000 que puede reportar agazaparse frente al apartamento de un famoso a la espera de su amante secreta. ¿Celebridad? Lejos quedan los tiempos en los que se podía buscar en guerras que cada vez importan menos, durante menos tiempo, a menos gente. ¿Reconocimiento profesional, entonces? Javier Espinosa está considerado uno de los mejores del mundo desde hace tiempo y Siria había dejado de aportarle nada profesionalmente. Y, sin embargo, regresó una y otra vez hasta que fue secuestrado el pasado 16 de septiembre. Sigue leyendo

13 comentarios

Archivado bajo España

Entrevista con el diablo

Entrevisté al líder de un grupo de nativos de Borneo que acababa de decapitar a cientos de personas, incluidos niños. A pederastas que cumplían condena en Camboya. Verdugos en genocidios y masacres. También a los más amables Dalai Lama, Aung San Suu Kyi o Corazón Aquino. Sería estupendo poder explicar la vida desde la bondad y reservar el periodismo solo para nuestros héroes. Y, sin embargo, el mal también tiene cosas interesantes que decir. Ayuda a entender por qué ocurren y qué puede hacerse para mejorarlas.

No comparto la escandalera que se ha organizado en España ante la posibilidad de que a algún periodista se le ocurra entrevistar a los terroristas, violadores o criminales que están saliendo de la cárcel tras la sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre la doctrina Parot. “No se puede entrevistar a asesinos”, dicen.

No solo se puede: en algunos casos se debe.     Sigue leyendo

24 comentarios

Archivado bajo España

No amanece

Quise viajar a Hiroshima después de leer una noticia breve en el periódico. Contaba que los últimos hibakusha, o víctimas nucleares, se estaban muriendo, llevándose a la tumba los únicos testimonios directos del ataque nuclear. Muy pronto, no quedaría nadie que pudiera relatar en primera persona lo que había sucedido. Ahora que sus voces se iban apagando, las nuevas generaciones no podrían escuchar lo que tenían que decir. Si todo pasaba a ser explicado por estadistas, historiadores y políticos, si lo despojábamos de las personas, haciendo lo posible por olvidar los momentos en que habíamos cruzado la frontera interior que nos separa de lo peor de nosotros, ¿no estábamos condenados a repetirlos, una y otra vez? Sentía la urgencia de encontrar al mayor número de hibakusha que pudiera. Quería llenar un bloc de notas tras otro con sus testimonios. Anotar todas sus memorias sobre el día que no amaneció. Sigue leyendo

8 comentarios

Archivado bajo España